Penúltimo día del año… y me pregunto, y te invito a preguntarte…
.
Cuántas puestas de sol disfrutaste en este ciclo?
Cuántos amaneceres?
Cuántos rayos de sol te cautivaron la mirada y los sentidos?
Cuántas sonrisas y carcajadas de niños fuiste capaz de despertar?
Cuántas lágrimas dejaste caer desde tus ojos y tu corazón?
Cuántos dolores sentiste y te traspasaron hasta el alma?
Cuántas flores te cautivaron con su aroma?
.
Cuántas veces te entregaste y derramaste en la mirada de un ser amado?
Cuántas caminatas de la mano con ese mismo ser amado?
Cuántas miradas de dolor o enojo cruzaste?
Cuántas palabras dulces salieron de tu boca? Cuántas amargas?
.
Permitiste que la lluvia mojara tu rostro, que el viento te despeinara, que las hojas de otoño se te enredaran en el pelo y la ropa?
Cuántos cantos de aves reconociste y te alegraron el corazón?
Te perdiste en la delicia de acariciar el pelaje de una mascota amada?
Cuántas veces lloraste por no poder aliviar el dolor de un pequeño peludo compañero de vida?
.
Viviste tus rabias conscientemente? Lloraste tus penas conscientemente?
Te tropezaste? Te paraste de nuevo? Fue difícil o fácil hacerlo?
.
Fuiste más allá de alguno de tus miedos o límites?
Te duele la ausencia de alguien que ya partió al otro lado del arcoíris?
Puedes recordar momentos felices con esa misma persona, y sentir que una sonrisa dulce se te dibuja en el rostro?
.
Cuántas veces te entregaste en cuerpo y alma a tu pareja y a la relación?
Cuántas veces sentiste que no podías?
.
Cuántas veces ayudaste a alguien? Cuántas veces no pudiste?
Cuántas veces actuaste desde el ego? O de la mente?
Cuántas veces desde el corazón?
.
Abrazaste árboles? Aprendiste a reconocer un ave, una flor?
Disfrutaste del abrazo del viento? De la lluvia?
.
Te atrapó la cotidianeidad y la locura de la vida de ciudad?
Pudiste darte el tiempo de frenar y caminar consciente de cada paso? Aún en la locura del metro y las calles repletas de gente y vehículos?
Te atrapó la pantalla de tu celular? De tu computador? Las reuniones online?
Y te perdiste una mirada o una puesta de sol?
.
El confinamiento te deprimió? Te enseñó lecciones fuertes? Duras?
Perdiste seres queridos? Perdiste amistades? Descubriste el valor de algunas pocas relaciones?
Qué te enseñó el encierrro?
Qué te trajo de nuevo y esperanzador?
.
Qué es lo que te iluminó el corazón este año?
Que te lo apretó?
Que fue lo mejor que diste de ti?
Y lo peor?
.
La lección más grande aprendida este año, cual fue?
Y la piedra en que te volviste a tropezar?
.
Disfrutaste de esas actividades que amas? No pudiste?
Pintaste? Escuchaste música? La escribiste? Cantaste?
Lloraste? Reíste? Te enojaste?
Comiste tus platos favoritos? Conociste nuevos?
.
Cuántos libros te atraparon entre sus páginas? Cuántos dejaste abandonados?
.
El frío te carcomió los huesos?
Hundiste tus dedos en la tierra?
Plantaste árboles, arbustos, hierbas?
Escuchaste el canto del viento en las hojas? Su silbido?
.
Cuantos reencuentros con amigos de hace años?
Cuantos lazos afectivos rotos? Cuántos siguen ahí?
Cuántos abrazos regalaste? Cuántos se te quedaron atorados?
.
Amaste? Amas?
.
Te entregaste al eterno fluir de la vida?
.
Namasté!
.

findeaño #balancefindeaño #año2020 #año 2021

Comparte este link:
2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat