La atención flotante, la no concentración, es un aprendizaje básico de la meditación. Hace años leí esta descripción, y entendí entonces que la meditación es innata en ellos.
.
‘Los bipolares suelen estar muy conectados y enlazados con su entorno de una manera muy peculiar e inconfundible: son atentos aunque no concentrados, ligados al contexto pero no al foco, perciben todo y no se demoran en detalles, sintetizan mucho y analizan poco. Este mecanismo les da una perspectiva y un registro de la realidad no habitual y los lleva a arribar a conclusiones (obtenidas por vía intuitiva) que sorprenden a los otros.
Concentrarse les resulta problemático y el esfuerzo que deben realizar para lograrlo aumenta su oscilación, ya que contraría una tendencia natural opuesta y los hace entrar en confusión.
.
El bipolar está más abierto a experimentar la totalidad de los estímulos de la realidad que el común de las personas. Esto puede acarrear que, por una parte, si se desconoce su modo de pensamiento, se lo considere disperso, cuando en realidad su diafragma perceptivo está muy abierto, y por otra, él sea propenso a los “fracasos escolares o laborales”, dado que los requerimientos académicos siguen patrones totalmente distintos de su modo de funcionar. Sin embargo, es bueno tener presente que lo que a los bipolares les falta en concentración, les sobra en atención, puesto que, al igual que los disléxicos, son “atencionales natos”.’
.
(Eduardo Grecco, Despertar el don bipolar)
.
#bipolaridad #eldondelabipolaridad #eduardogrecco #neurodiversidad #neurodivergencia #meditación #mentemeditativa

Comparte este link:
Atención flotante bipolar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat