Tenemos la costumbre de dialogar con nosotros mismos, interpretando la realidad, discutiendo con ella. Permanentemente nos estamos hablando sobre lo que vivimos.
Cuando ese diálogo cesa, cuando ese contador de historias se retira, cuando dejamos de discutir y resistir la vida, lo que es… entonces aparece el silencio interno.
Y es en ese silencio donde renace la calma profunda y el amor incondicional.

Silencio interno
Silencio interno
Etiquetado en: