UNA HERIDA PRIMORDIAL
La herida más grande que llevamos la mayoría de los humanos es que no nos sentimos vistos ni reconocidos por nuestros padres y familias de origen. Y luchamos furiosamente toda la vida para que nos vean.
Pero…
Ellos tampoco fueron vistos… por eso no saben ver ni reconocer a un otro, ni a sí mismos.
.
La única manera de sanar esta herida es vernos, mirarnos a nosotros mismos, amarnos, honrarnos, tal cual somos.
Sólo entonces nos verán… y nos espejarán aquello que nosotros vemos en nuestro ser.
.
Por eso un diagnóstico de una neurodivergencia, o asumir una divergencia de género, alivian tanto.
.
Es un: ¡POR FIN ME VEO!

.
#autoestima #autoconsciencia #neurodivergencia #vidaconsciente

Una herida primordial
Etiquetado en:            

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *